» Sin categoría » El viaje presidencial a Washington.

El viaje presidencial a Washington.

Para analizar el reciente viaje del señor Presidente Solís Rivera a Washington, propongo las siguientes ideas, y lo primero que hay que hacer es contextualizar este viaje, para lo cual asumo tres elementos principales:

A)     Tiene un hito importante y es la visita fallida planificada para el pasado 5 de marzo por don Luis Guillermo a Washington, cuando se entrevistaría con personalidades de (un think tank) InterAmerican Dialogue, viaje que se vio interrumpido por la renuncia del entonces candidato Johnny Araya.

B)      El segundo elemento relevante es que este viaje se da posterior al anuncio del Bank of America y de Intel de cerrar operaciones, total o parcialmente y en medio de críticas tanto hacia el Gobierno anterior – por no dar noticia en el momento que se enteró de la situación o bien por no dar seguimiento a las políticas públicas y de incentivo, no a la atracción de inversión extranjera, sino a aquellas que favorecieran la competitividad de quienes se establecieran en el país (sólo hay que recordar el enfrentamiento entre Comex y la mandataria Chinchilla a finales de setiembre del 2011). Esto último se constituyó en un elemento relevante en el que se podría estar fundamentando el deterioro de la imagen nacional para la atracción de capital para inversión directa en el país.

C)      El tercer y último antecedente lo constituye la agenda de la nueva administración que pretende el fortalecimiento y reactivación de la empresa que atiende el mercado local, nacional, pero sin descuidar el modelo de desarrollo que propugna por un sector de economía fuerte para la exportación hacia mercados internacionales.

Ahora bien, tomado todo esto en consideración este viaje le sirve al mandatario Solís, entonces al menos para lo siguiente:

a)      Recuperar el terreno perdido y atender la agenda pendiente que tenía desde la campaña, a casi un mes de los comicios de segunda ronda, para atender no solo al Inter-American Dialogue, sino también con miembros del comité de asuntos de relaciones exteriores del senado de los Estados Unidos y con el Secretario General de la OEA. Esto claramente con intenciones de fijar – definir agenda exterior. Aquí los alcances están relacionados precisamente con la definición de la agenda del país, en el plano internacional – especialmente con su socio estratégico comercial más importante, los Estados Unidos (a donde no es casualidad que estén dos personajes relevantes del PAC, Mendoza y Macaya).

b)      Reposicionar al país como destino relevante para la inversión directa, especialmente en áreas de alta tecnología (salud, software y manufactura). Marcar con ello un cambio con respecto a las autoridades de la administración 2010-2014. Aquí posiblemente, la idea sea no solo recuperar imagen y recursos perdidos, sino también fortalecer el sector hacia un tipo de industria de mayor valor agregado.

c)       Enviar un mensaje a los sectores económicos nacionales de apoyo (recordemos que durante la campaña se decía que el PAC “nunca habían pagado una planilla”, en alusión a su lejanía material y real con el hacer negocios y los sectores productivos). Especialmente este es un mensaje y acciones concretas en atención al modelo de desarrollo nacional que ha reinado durante los últimos casi 30 años, pero que también envía señales al sector de economía interna que el mandatario está dispuesto a asumir acciones para generar y sostener el sistema de creación de riqueza. Nada haría con pensar en impuestos en dos años, si no tiene un sector productivo privado vigoroso.

Creo que esas tres metas se cumplen, hasta el momento, pues están más en lo comunicativo que en las políticas públicas materializadas. Ahora bien, que sean capaces de articular una estrategia de comunicación para que esto sea entendido y asumido, es otra historia.

Sígueme

Gustavo Araya

Director/Presidente at Instituto Ciudadano
Politólogo y Máster (Magister Scientiae) en Comunicación (graduación de honor). Profesor en las áreas de Investigación, Audiencias, Recepción y Teorías de la Comunicación, en grado y postgrado en Comunicación de la Universidad de Costa Rica, desde 2005.

Con 20 años de trabajo profesional como investigador, consultor, en las áreas Comunicación Política, Opinión Pública, Inteligencia de Mercados y Gestión de Ciudadanía. Ex Director de la Unidad de Monitoreo y Análisis de la Presidencia de la República en Costa Rica (1994-1998) y Ex Director de Estudios de Opinión Pública para Centroamérica y República Dominicana para las compañías CID-Gallup (1999-2007), GfK (2007-2008) e Ipsos en Centroamérica (2008-2010).
Sígueme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *