» Sin categoría » Día 23: una huelga que agoniza.

Día 23: una huelga que agoniza.

La huelga contra el proyecto de “Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas” fue, desde el punto de vista político, una correlación de fuerzas que logró aglutinarse en torno a la posición del Gobierno (nunca antes vista, desde los medios y otros sectores). Además hubo un “timing” que resultó favorable a la dinámica legislativa, pero no para los movimientos sindicales.

No fue necesariamente que el Gobierno manejó bien la situación, pero sí que el sector sindical cometió yerros que le costaron el movimiento. Dieron al traste con la legitimidad de la huelga las “externalidades” y no poder controlarlas; como disturbios, desabastecimiento de combustibles, bloqueos y no atención de servicios de salud y educación. Asimismo, se cometió el error estratégico de instrumentalizar la huelga como un objetivo en sí mismo, como el uso de la fuerza y sostenerlo en el tiempo, restando validez a la disposición de negociar (al menos de manera discursiva).

A diferencia de otros momentos, el gobierno tuvo a la mayoría de los medios consigo (incluso salvándole la ausencia de narrativas para lo esencial – las razones detrás de la reforma fiscal – y supliéndole elementos relevantes para alzarse con la posición dominante en el discurso contra la huelga). Pocos son los casos, en que los sindicatos contaron con asocio mediático, que se retiró últimamente ante el fracaso de la huelga (habíendole apostado, como no se debió, como fin en sí mismo) y que no supo aportar argumentos en contra de los que sustentan la reforma (sustituyeron el fondo, por la forma).

Hoy el país está en un impasse respecto de la huelga misma, resolviendo temas dentro de la aplicación de la normativa jurídica laboral, en el tanto que las bases, se encuentran desmovilizadas por el actuar errático de sus dirigencias, apuntan a continuar con la huelga (cual si fuera la epítome para la negociación), con una dirigencia sindical desacreditada, por propios y extraños; mientras que – obviamente – la reforma fiscal sigue su curso en la Asamblea Legislativa.

Sígueme

Gustavo Araya

Director/Presidente at Instituto Ciudadano
Politólogo y Máster (Magister Scientiae) en Comunicación (graduación de honor). Profesor en las áreas de Investigación, Audiencias, Recepción y Teorías de la Comunicación, en grado y postgrado en Comunicación de la Universidad de Costa Rica, desde 2005.

Con 20 años de trabajo profesional como investigador, consultor, en las áreas Comunicación Política, Opinión Pública, Inteligencia de Mercados y Gestión de Ciudadanía. Ex Director de la Unidad de Monitoreo y Análisis de la Presidencia de la República en Costa Rica (1994-1998) y Ex Director de Estudios de Opinión Pública para Centroamérica y República Dominicana para las compañías CID-Gallup (1999-2007), GfK (2007-2008) e Ipsos en Centroamérica (2008-2010).
Sígueme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *